"La gente no busca razones para hacer lo que quiere, busca excusas"
William Somerset


4.9.07

Odín





Odín, Wottan o Woden, es el más grande y divino de los dioses nórdicos. Él es el más viejo de todos los dioses, y se dice que descienden de él, por ello, es llamado Alfather (padre de todo) y ocupa el Hlidskialf, el asiento más alto de todos, desde donde puede ver -de un solo vistazo- los nueve mundos. Solo Odín y su esposa y reina Frigga pueden sentarse en él.

Odín suele ser representado como un hombre alto y vigoroso, de al rededor de 50 años con un cabello largo y riso gris u obscuro. Con vestimentas grises y una capa azul, aveces lleva su casco de águila o cuando baja a Midjungard lleva un sobrero de ala ancha para evitar el hecho de que le falta un ojo . En su mano siempre lleva su lanza Gungnir la cual es tan sagrada que un juramento realizado sobre se punta jamás podrá ser roto, además en su dedo o brazo lleva el anillo Draupnir, el cual sobrepasa cualquier belleza imaginable.

Sus cuervos Hugin (pensamiento) y Munin (memoria) se posan sobre sus hombros cuando esta en su trono, los cuales son enviados a los nueve mundos por la mañana y al anochecer regresan y susurran a su oído todo cuanto vieron y escucharon, de está forma Odín se mantiene bien informado.

A sus pies suelen acurrucarse dos lobos, Geri y Freki, los cuales son animales sagrados para él. Los alimenta con sus propias manos con carne servida frente a él, ya que rara vez come algo a excepción de la Hidromiel sagrada.
Si se atravesaban estos animales en el camino era signo de buen augurio.

Su mobiliario está hecho de oro y plata por los dioses.Además del magnífico Glasheim, donde se encontraban los doce asientos que ocupaban los dioses cuando se reunían en asamblea, y Valaskialf, donde se encontraba su trono, Hlidskialf, Odín poseía un tercer palacio en Asgard, situado en medio de la maravillosa
arboleda Glasir, cuyas relucientes hojas eran de oro rojo.

Este palacio, llamado Valhalla (morada de los caídos), tenía quinientas cuarenta puertas, lo suficientemente anchas como para permitir el paso de ochocientos guerreros de frente y sobre la entrada principal se encontraba una cabeza de jabalí y un águila, cuya penetrante mirada llegaba hasta los rincones más lejanos del mundo.

Las murallas de esta formidable construcción estaban confeccionadas de relucientes lanzas, tan bien pulidas que iluminaban todo el lugar. El techo era de escudos dorados y los asientos estaban decorados con finas armaduras, el regalo del dios a sus invitados. Largas mesas proporcionaban amplio espacio para los Einheriar, guerreros caídos en batalla, los cuales eran especialmente favorecidos por Odín.

Las antiguas naciones del norte, que consideraban la guerra como el oficio más noble, y el honor como la virtus más importante, adoraban a Odín fundamentalmente como su Dios de la batalla y la victoria. Cuando una guerra era inminente, las Valkiryas bajaban en sus corseles y recogian las almas de la mitad de los cáidos en batalla, y los llevaban hasta el Valhalla. Cuando llegaban eran guíados por los hijos de Odín, Bragi y Hermond hasta la silla de su padre, dondé Odín les daba la bienvenida. Cuando llegaba alguno de sus guerreros preferidos, él mismo les daba la bienvenida.



Por hoy es todo... a la noche continuo.

Gutane Jer Weihailag !!!

Von Deckert,
Folk Visigoth, México.

1 Opiniones:

KaluMalu LifExperiments dijo...

[b]CUMPLI MI TAREA[/b] [que era entrar a su blog cada vez que pudiera]

^^ me da flojera leer lo que escribio ... pero el cuadro de Frida Kahlo me enamoro [es mi pintora favorita *kiaiiiiiii*] ... ya me dare tiempo para leerlo detenidamente [sólo recuerdo haber leido la palabra "gandote"]

Pd: ¬¬' a mi blog no le cayo cloroooooooooooooooooooooo [sólo unas gotas de flojera]